El mayor proyecto de la historia
Los grandes proyectos los dirige una persona muy capacitada con la ayuda de expertos colaboradores. El mayor proyecto de la historia lo organizó Dios mismo: Padre, Hijo y Espíritu Santo, y su finalidad era salvar a la humanidad. El ingeniero jefe del proyecto fue el Hijo de Dios, Jesús, que se hizo hombre como nosotros. Él lo podía haber hecho todo sin ayuda de nadie, pero quiso contar con colaboradores. Los primeros de todos, los Doce Apóstoles. Él los preparó y después los envió a predicar el Evangelio. Pero la mejor colaboradora de Jesús fue su propia Madre, María. El Concilio afirma que Ella consagró toda su vida a la Persona y a la Obra de su Hijo con la generosidad de una madre, y la fe de una creyente.
FLOR: Felicita a María por haber consagrado su vida a Jesús y a su obra.