Reina y Madre

Al entrar en la basílica de María Auxiliadora de Turín, la vista se dirige al gran cuadro de siete metros de altura, que se encuentra detrás del altar mayor.

El pintor colocó en el centro del cuadro a María Auxiliadora con el Niño Jesús en sus brazos. El Espíritu Santo los ilumina con su luz. Dios Padre, por encima del cuadro, abarca todo con su presencia creadora. La Santísima Trinidad ha obrado maravillas en la Virgen María.

Rodeando a María Auxiliadora, se encuentran los Doce Apóstoles. Ella es la Reina de los Apóstoles de Jesús y de to- dos los apóstoles y misioneros que, a lo largo de los siglos, han predicado el Evangelio. En ese cuadro, se presenta a María como Madre y Auxiliadora de la Iglesia.

FLOR: Reza: “María, Madre de la Iglesia y Auxiliadora de los cristianos, ayúdanos”.