Reina de los nuevos apóstoles

Miramos a los Doce Apóstoles con mucho respeto, pero ellos fueron personas como nosotros y tuvieron sus defectos, limitaciones y cobardías.

Lo importante no son ellos, sino Jesús, que los envió al mundo a predicar el Evangelio. En definitiva, es el mismo Jesús el que nos envía también a nosotros a predicar el Evangelio: con nuestras palabras y, especialmente, con nuestro ejemplo.

La Virgen, que fue Reina de los Doce Apóstoles, también es Reina y Auxiliadora de los nuevos apóstoles, que somos ahora nosotros. Ella, que estuvo a los pies de la Cruz de Jesús, está también junto a los apóstoles perseguidos por causa del Evangelio, siendo para ellos Madre, Auxilio, y Esperanza.

FLOR: Da gracias a la Virgen, porque es para nosotros Madre, Auxilio y Esperanza.